Remedios para las várices

Remedios para las várices

Conoce algunos remedios para las várices que puedes utilizar.

Solicitar información

remedios para las várices

Las várices son venas agrandadas y retorcidas, generalmente en las piernas. Un exceso de presión sobre las venas, es una razón principal para la ampliación de estas venas.

Las piernas son la parte más alejada del corazón, por lo que se requiere de un esfuerzo adicional para bombear la sangre por las venas de las piernas y después al corazón. Esto se realiza por medio de los músculos de las pantorrillas. Existen unas válvulas que se encargan de evitar el retroceso del flujo de la sangre, pero cuando las venas pierden su elasticidad y de dilatan, están válvulas fallan. Al fallar estas válvulas, la sangre se acumula en las venas, haciendo que se tuerzan y se abulten.

Las várices son más frecuentes en las mujeres y en mujeres que trabajan sentados o de pie por largos periodos. Condiciones como el embarazo y la obesidad pueden conducir a las várices o empeorar la condición. Si no presenta algunos síntomas como dolor, picazón, ulceración, etc., las várices pueden ser solo un problema cosmético, pero en ocasiones pueden estar asociadas con enfermedades graves.

Algunos tratamientos médicos pueden ser la inyección de sustancias (escleroterapia), procedimiento Closure Fast™ o la aplicación de láser. Sin embargo, antes de someterse a un procedimiento como los anteriores mencionados pueden tratar con algunos remedios para las várices como:

Remedios para las várices

  1. Masajes

Masajes con movimientos ascendentes pueden suavizar las venas retorcidas y acelerar el flujo de sangre. Es importante no utilizar mucha presión sobre las venas. Puede utilizar un aceite para lubricar con extracto de menta para un efecto calmante.

  1. Compresión

La aplicación de presión uniforme sobre las piernas con la utilización de medias de compresión especialmente diseñadas para el tratamiento de várices es un remedio eficaz. La presión suave pero consistente, comprime las venas. Esto ayuda a que las válvulas trabajen de manera más eficaz para prevenir que el flujo de sangre regrese.

Cuando se utilizan medias de compresión tempranamente pueden ayudar a detener el progreso de las várices, incluso puede revertirlas.

  1. Alimentación

Según algunos investigadores niveles altos de homocisteína en la sangre pueden dañar el revestimiento de los vasos sanguíneos. Niveles altos de esta sustancia ocurren debido a la deficiencia del vitaminas del complejo B (B6, B9 Y B12). Por lo que, alimentos ricos en vitaminas del complejo B, pueden beneficiar a las personas con várices.

  1. Realización de actividad física

El corazón bombea sangre hacia las arterias, pero para el regreso de la sangre al corazón se necesita de la ayuda del movimiento del músculo de la pantorrilla. Es por eso que vidas sedentarias es mala para las várices.

Si se tiene un trabajo de oficina donde se está sentado la mayor parte del tiempo, es importante que se levante frecuentemente a estirar las piernas y moverse un poco. Poner las piernas en algún banquito a una altura cómoda o mover los tobillos en círculos y de arriba abajo pueden ayudar a la circulación sanguínea.

Levantarse sobre las puntas de los pies varias veces puede ayudar también a la circulación.

  1. Castaño de indias

El extracto de castaño de indias es obtenido de la corteza, hojas, flores y semillas de un planta llamada científicamente Aesculus hippocastanum, y este es un remedio para las várices muy popular. No solo estimula la circulación, además contrae o encoge los tejidos del cuerpo . Producen una vasoconstricción que es tan buena como el efecto de las medias de compresión.

Sin embargo, mujeres embarazadas o con problemas de sangrado no deben de utilizar este remedio son consultarlo con el médico.

  1. Pimienta cayena

La pimienta cayena es rica en vitamina C y flavonoides, que pueden ayudar a las paredes de los vasos sanguíneos de los radicales libres promoviendo la formación de colágeno para mantener la elasticidad de los vasos.

Pero no solo contiene estas dos sustancias, además contiene capsaicina que tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y adelgazan la sangre.

  1. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es una de los remedios para las várices más sencillo y fácil de conseguir. El vinagre tiene propiedades astringentes que ayudan a reducir las venas inflamadas y restaurar su plasticidad.

Pueden utilizar el vinagre de manzana ya sea tópico o ingerido. Para su aplicación con una paño, diluya la misma cantidad de vinagre con agua y aplique sobre las venas inflamadas. Si desea tomarlo puede diluir dos cucharadas de vinagre en un vaso con agua.

Envíanos tus dudas o preguntas

Llena el siguiente formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo tan pronto sea posible

Centro Médico de la Mujer

Consultorio #1, Hidalgo #1828 Pte. Col. Obispado, Monterrey, N.L. C.P.64060
T: 81224700