Varices reventadas

Varices reventadas

Todo lo que debes saber sobre las várices reventadas.

Solicitar información

várices reventadasLas venas están ubicadas muy cerca de la superficie de la piel, las várices pueden romperse y sangrar espontáneamente, o debido a una herida muy pequeña en la piel. A menudo, las venas que sangran espontáneamente son venas pequeñas cerca del tobillo y no necesariamente causan dolor o sensibilidad. Las presiones venosas dentro de las venas varicosas cerca del tobillo o pie pueden ser tan grandes como la presión sanguínea arterial debido al efecto de la gravedad y fallos de las válvulas venosas en múltiples niveles de las piernas. La alta presión dentro de las venas puede estirar las paredes de las venas, causando debilitamiento al paso del tiempo. La vena puede romperse de repente causando sangrado en los tejidos o a través de la superficie de la piel, si la piel se ha vuelto delgada sobre la vena.

Las várices reventadas en las piernas pueden sangrar en pequeñas cantidades en ocasiones esporádicas o pueden amenazar la vida ocasionando más sangrado en múltiples niveles de las piernas.

Factores que pueden predisponer várices reventadas

  • Golpe o trauma menor. Mientras que a veces las verices reventadas aparentemente ocurre sin ningún contacto físico pueden ocurrir por un golpe en las piernas que rompe la piel. Un lugar muy común donde ocurren várices reventadas es durante el baño. Si bien no es realmente un trauma, el frotamiento o el contacto con las venas superficiales agrandadas durante el lavado puede ser todo lo que se necesita para causar una lesión.
  • Edad.  A medida que la persona envejece sus várices y arañitas tienden a empeorar y son más propensas a estallar.
  • Úlceras varicosas. Se deben a la presencia de insuficiencia venosa  (la sangre no regresa hacia el corazón como debería debido a problemas en las venas). En algunos casos, la ulceración puede erosionarse en la propia vena y así sangrar.

¿Qué hacer en caso de várices reventadas?

Lo primero que debes hacer es mantener la calma. Las salidas espontáneas son a menudo de aberturas muy pequeñas. El tratamiento de emergencia para sangrado ocasionado por  várices reventas es muy simple:

  • Sube la pierna a una posición más elevada que el corazón.
  • Aplica presión sobre el sangrado. Esto puede realizarse al comienzo con un dedo para controlar el sangrado, seguido por un vendaje de presión. Una gasa o tela doblada aplicada sobre el área aplicando presión con medias de compresión o un vendaje elástico normalmente funciona bien para prevenir un sangrado frecuente a corto plazo.

Busque atención médica. Una vez que el sangrado se ha detenido, existe una posibilidad significativa de recurrencia. Es recomendable busque atención de un doctor especialista en várices para un tratamiento de várices. El tratamiento puede reducir drásticamente las posibilidades de que suceda de nuevo.

La escleroterapia guiada por ultrasonido ha probado ser uno de los mejores tratamientos para prevenir los episodios hemorrágicos. Es importante realizarse una evaluación completa de las venas de las extremidades inferiores para encontrar las causas subyacentes del problema para realizarse un tratamiento definitivo.

Envíanos tus dudas o preguntas

Llena el siguiente formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo tan pronto sea posible

Centro Médico de la Mujer

Consultorio #1, Hidalgo #1828 Pte. Col. Obispado, Monterrey, N.L. C.P.64060
T: 81224700